14 de Marzo Día Mundial de Acción contra las Represas
14/03/2017 | Las represas constituyen una de las principales causas directas e indirectas de perdida de millones de hectáreas de bosques. Todas las represas emiten gases de efecto invernadero que aportan al calentamiento global por la descomposición putrefacción de la biomasa.
El día mundial se fijó en Curitiba, Brasil, en 1997, al culminar el "Primer Encuentro Internacional de Pueblos Afectados por Represas". Durante la semana del 14 de marzo se desarrollan actividades en todos los continentes reclamando por ríos libres, reparación y   restauración de daños ocasionados por las grandes represas.

Pensadas como una alternativa a las centrales de producción de energía que consumen carbón, petróleo o uranio, las grandes represas hidroeléctricas otorgan más de la mitad de la energía total en el mundo. En el mundo hay 45.000 represas y, sólo en China, Estados Unidos y la India, se concentran las 2/3 partes de las existentes en el mundo.

Las represas constituyen una de las principales causas directas e indirectas de pérdida de millones de hectáreas de bosques y muchas de ellas abandonadas bajo el agua y en descomposición. De ahí que todas las represas emiten gases de efecto invernadero que aportan al calentamiento global por la descomposición y putrefacción de la biomasa.

Existen vastas razones para asegurar que la construcción de grandes represas hidroeléctricas no es sinónimo de desarrollo, sino que equivale a devastación ambiental, a una política energética cortoplacista, y a una falta de reconocimiento a la importancia de proteger la biodiversidad para el desarrollo sustentable de las comunidades locales, la garantía de su derecho a la salud, la alimentación y la soberanía alimentaria, y sus derechos económicos, sociales y culturales, incluido el derecho por preexistencia al territorio de los pueblos originarios.

Enfermedades

Las aguas estancadas de las represas generan enfermedades como la esquistosomiasis que por medio de los caracoles se producen en las aguas estancadas o de movimiento lento, como sucedió en las represas de Kariba, Aswan y Akosombo. Entre otras enfermedades que se asocian con la construcción de las represas están: disentería, diarreas, desnutrición, proliferación inusual de mosquitos, viruela, erupciones en la piel, infecciones vaginales, cáncer, tuberculosis, sífilis, fiebre amarilla, dengue y leishmaniasis.

Aunque hay muchas opiniones contrarias, entre los posibles impactos que generan las líneas de transmisión de energía de alta tensión están las malformaciones físicas al nacer; el  aumento de cáncer y leucemia en niños, los tumores cerebrales o problemas en el sistema nervioso.

El paludismo se extendió alrededor de la represa Itaipú; y las fiebres y la malaria se difundieron con mayor rapidez en las represas Sardr Sarovar y Upper Krisna en la India, en Brasil y en otros países de África donde la malaria es la principal causa de muerte. Por lo menos unas 40,000 personas que viven en la cuenca de la Amazonía han sufrido de picazón en los pies y otros impactos en la salud debido a la descarga de aguas sucias de la presa Tucuruí. Con la represa Tocantis se registraron muchos problemas estomacales donde se registraron muchos niños fallecidos luego de beber agua.

Ataque a la Biodiversidad

Las represas y los trasvases son la principal razón del por qué el 33% de las especies de peces de agua dulce del mundo se han extinguido, están en peligro de extinción o son vulnerables. El porcentaje aumenta en países cuyos ríos han sido altamente represados casi un 75% en Alemania-. Un significativo pero desconocido porcentaje de mariscos, anfibios y especies de plantas y aves que dependen del hábitat de agua dulce también están extintos o en peligro de extinción. Las descargas de agua fría de la presa mata algunas especies de peces y toda la biodiversidad que depende de las inundaciones naturales. Desplaza y mata animales de ecosistemas; elimina humedales, fuentes subterráneas de agua, bosques únicos y la fertilidad de las tierras por los sedimentos naturales que ya no llegan. Con la apertura de caminos para el paso de maquinarias y otras infraestructuras obliga a tumbar más bosques.

Los embalses bloquean por kilómetros el paso de peces, insectos y animales terrestres hacia el río arriba o río abajo. Los canales o escaleras para peces como el salmón que han sido construidos a un lado de las represas para dejar el paso a los peces no han tenido éxito.

En Norteamérica la construcción de represas es una de las principales causas de la extinción de especies de agua dulce. En Estados Unidos, de tanta presa en el río Colorado su agua ya no llega al mar y en su delta han desaparecido jaguares y garzas y un gran número de pueblos indígenas que ahí pescaban y cultivaban. En Tailandia la represa Pak Mun eliminó 51 especies de animales y se perdieron 11,250 toneladas de peces del sistema del río Senegal. El mar salado o lago Aral en la antigua Rusia, de 67,000 km cuadrados, el cuarto lago más grande del mundo, ha perdido el 50% de su superficie y más del 75% de su volumen ya que se han desviado los dos principales ríos que desembocaban en él para los cultivos en el desierto. 20 de las 24 especies de peces que tenían han desaparecido. Con la represa Tucurí se perdieron 285 mil has de bosques tropicales y su vida silvestre. En otras regiones han desaparecido camarones y tortugas que no pudieron migrar.

La contaminación del agua en la represa Belem en Brasil generó 300,000 toneladas de carbono expuestos que produjo espuma tóxica y mató a fauna y flora. Durante una visita a Chile en 1998, James Wolfensohn, Presidente del BM, admitió que el apoyo del Banco a la represa Pangue había sido un error, y que el Banco había hecho "un mal trabajo" durante la evaluación del impacto ambiental del proyecto, puesto que la población pehuenche que vive en la zona no fue consultada. Además de un impresionante impacto ambiental de un proyecto insustentable. Pero también la pérdida de biodiversidad por las represas se observa en Honduras, Costa Rica, Guatemala y México.

Desplazados

La Comisión Mundial de Represas (CMR) realizó un estudio y concluyó que las grandes represas han fragmentado y transformado los ríos del mundo, mientras se estima que entre 40 y 80 millones de personas han sido desplazadas por su construcción.

Por eso, la CMR recomienda que no se construya ninguna represa sin consentimiento de las personas afectadas; que antes de emprender nuevos proyectos se agoten otras alternativas; que se promuevan políticas de reducción del consumo y de un uso más eficiente de los recursos; que se evalúen las represas existentes sin son seguras, se determine la factibilidad del desmantelamiento de algunas construcciones, y además, proveer reparaciones sociales para aquellos que están sufriendo los impactos de las represas, y restaurar el daño ocasionado a los ecosistemas.

Los ríos, cuencas y ecosistemas acuáticos son el motor del planeta, y las represas crean riesgos de impactos irreversibles.

Red Escuelas Verdes
Suscripción al Boletín
Nombre:
mail:
La suscripción al boletín se envió
correctamente.

Muchas gracias

.:volver:.
Complete los datos requeridos.
Si no se envía el formulario intente
nuevamente mas tarde.

Muchas Gracias.

.:volver:.
Ud ya se encuentra registrado en
nuestro Boletín Ambiental .

Muchas Gracias.

.:volver:.
Foto de la semana
Un bosque flotante de más de 100 años en Sidney - Australia
Un bosque flotante de más de 100 años en Sidney - Australia
El SS Ayrfield es un barco de vapor construido en 1911 y dado de baja en 1972. Los manglares lo han convertido en un bosque flotante. Un buen ejemplo de cómo la naturaleza, con el debido tiempo, puede aprovechar cualquier lugar para prosperar. Via: odditycentral.com Autor: Allpe
Destinatario:
e-mail:
Remitente:
Nombre:
e-mail:
Mensaje:
Código: captcha
ECOURBANO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.
El mensaje se envió en forma correcta.
Muchas gracias por comunicarse.
Ocurrió un error y no se pudo enviar el mensaje.
Intente nuevamente en unos instantes.
pie